sábado, 20 de agosto de 2011

LOS FALSOS MAESTROS.

Desde los orígenes de las Artes Marciales han existido personas que se han beneficiado económicamente enseñando algo que desconocen o que han “inventado”.
En tiempos remotos, personas sin escrúpulos aprovechaban la desinformación de la gente para enseñar Artes Marciales cobrar por ello, lamentablemente; en nuestra Era de la información continúa pasando con más frecuencia de lo que pensamos.
Existen varios registros de auténticos Maestros que relatan como se encontraron con falsos maestros que estafaban a sus alumnos.
Por ejemplo, Gichin Funakoshi (Maestro fundador del Karate Shotokan), relata en su libro, Karate Do Mi Camino; anécdotas sobre supuestos expertos que lo desafiaban en su Dojo, amenazando con ser capaces de arrancar la piel con los dedos, de atravesar la carne humana con las manos, etc.
El Maestro Funakoshi les permitía realizar sus actos en su propio cuerpo y cuando lo único que lograban era pellizcarlo, veía como se iban humillados.
Lo mismo ocurría en la antigua China con los “maestros” que gritaban a los cuatro vientos haber ganado miles de peleas frente a los mejores del Kung Fu, el propósito era atraer más alumnos a sus escuelas.
Con el paso del tiempo, las Artes Marciales se desarrollaron en Oriente pero hasta los años 60 y 70 eran muy poco conocidas en Occidente, fue gracias al cine que se hicieron populares fuera de Asia. Pero con la llegada del cine marcial a Occidente, también se abrieron las puertas para inescrupulosos que se autoproclamaron “maestros”.
Así surgieron “maestros” en “Kong Fu”, “Carate”, “Taiguondo”, y en el denominado “Arte de Bruce Lee”.
Aunque parezca increíble, sus escuelas se llenaban de alumnos, todos estos “maestros” prometían técnicas secretas, efectividad absoluta, cinturón negro en pocos meses, etc.
El fenómeno mundial de Bruce Lee llevó a que varias personas que no lo conocían llegaran a afirmar que habían entrenado con él, y este les había enseñado la totalidad de su Arte, cuando en realidad; cuando Bruce Lee falleció estaba en pleno desarrollo su inacabado Jeet Kune Do.
También era en los años 70, como ahora; frecuente que algunos asiáticos que llegaban a Occidente, se ganaran la vida enseñando Artes Marciales, sin tener ni idea de lo que eran dichas Artes. Sin dudas frente al desconocimiento, ese es un buen negocio; pero vale aclarar que no toda la gente en Japón sabe Karate, ni en China Kung Fu, en Corea Taekwondo, etc.
Por eso, es tan importante asesorarse, investigar y preguntar antes de empezar a entrenar un Arte Marcial y así no caer en falsos maestros.
A veces con el sentido común basta, la observación de una clase, la terminología empleada, las etiquetas del Dojo, las certificaciones, etc. son elementos importantes a la hora de diferenciar un Arte Marcial entrenado en serio con respecto a una estafa.
Desconfía siempre de aquellos “maestros” que mantienen secretos con respecto a los orígenes de su “Arte”, pide referencias del Estilo y ante cualquier duda procura contactar con artistas marciales serios.
Otro factor importante es el económico, evidentemente las clases de cualquier Arte Marcial tienen una mensualidad, por mi experiencia; no son precios exorbitantes pero, puedes encontrar escuelas que no evalúan tu nivel técnico o marcial y solamente pagando avanzarás de grados muy rápidamente, lamentablemente en ese caso estás frente a una estafa.
Nuevamente apela al sentido común, ¿crees que puedes llegar a cinturón negro en seis meses o un año?
Si buscas el camino corto para llegar a cinturón negro seguramente caerás en los falsos “maestros”, si quieres transitar el verdadero Camino de las Artes Marciales, inevitablemente deberás tomar el más largo, el del sacrificio, la perseverancia, auto superación, etc. lo que si es seguro es que no te arrepentirás.



El tema de los falsos maestros es bastante amplio, por lo que pienso ampliarlo en próximos posts, incluyendo algunas anécdotas personales con respecto al tema.
Como siempre amigos espero sus comentarios con respecto al tema.
Un gran saludo, Oz.

8 comentarios:

  1. buen aporte, sigue así
    me he leído el blog de cabo a rabo y me encanta,
    gracias por la información, la encuentro muy útil e interesante

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Tornik, me alegra saber que te gusta el blog, si lo deseas visita mis otros blogs que los encuentras en Blogs Recomendados, son todos referentes a las Artes Marciales, deportes de contacto y filosofía oriental.
    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
  3. Ante todo y en primer lugar, felicitarte por tu blog. Con respecto al post, pues k por desgracia tienes razón y no solo eso , sino k además esto perjudica seriamente a los k nos dedicamos a enseñar, ya k desvirtúa en mucho a las artes marciales. Ese alumno k va a una clase d estos individuos y se da cuenta d k lo k aprende no tiene sentido o k en la primera clase le den un golpe de demostración ..... Pensara k todos los maestros son iguales y seguramente se pierda para el mundo de las artes marciales ... Una pena.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias amigo, entiendo perfectamente lo que sientes y concuerdo contigo, no hay nada peor que la imagen que dejan estos individuos que "enseñan" algo que desconocen. Los peores perjudicados son los alumnos que son víctimas de inescrupulosos, por eso creo que es importante dar a conocer las verdaderas Artes Marciales y a aquellos que las entrenan y enseñan en serio.
    Gracias por tus comentarios en el blog, es un gran aporte y representa la opinión de los profesionales de la enseñanza de las Artes Marciales.
    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
  5. Hola!,muy interesante esta entrada,y tristemente cierta.Hace poco tuve una experiencia parecida que acabo de contar en mi blog.
    Iré leyendo futuras entradas y algunas antiguas ya que las que he estado ojeando me parecen interesantes.

    Un saludo!.

    Un saludo!.

    ResponderEliminar
  6. Recien encontre tu blog. Y en este articulo tienes toda la razon, a mi en lo personal me llevo obtener la cinta negra en Karate estilo Shotokan 10 años.

    ResponderEliminar
  7. Asi como hay falsos maestros en distintas artes marciales, hay verdaderos maestros que tambien olvidan la escencia del arte y lo unico que al final les importa es sumar y aumentar la cantidad en sus arcas, alargando los programas para poder mantener mas tiempo a los alumnos en sus escuelas, crean parches y pre requisitos extras para la presentacion a un examen de cambio de cinturon o grado,etc...es lamentable pero tambien existen y ellos al igual que el falso maestro tambien lo unico que obtienen la final es que el publico se aleje mas y desconfie de todo...Estas practicas en ningun caso ayudan a estimular a las personas a practicar artes marciales, muy por el contrario esa es la peor publicidad que se hace y al final se logra solo alejar y desalentar a los interesados en este fascinante mundo...Saludos desde ChilE.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

LOS FALSOS MAESTROS.

Desde los orígenes de las Artes Marciales han existido personas que se han beneficiado económicamente enseñando algo que desconocen o que h...